viernes, 21 de diciembre de 2012

Viernes Claus

Santa Claus no es nórdico, sino turco.

A pesar de que tradicionalmente se le representa enfundado en un abrigo nórdico y rodeado de nieve y de renos, lo cierto es que San Nicolás de Bari, el santo en el que se basa la leyenda de Papá Noel, no tiene nada que ver con dichas tierras.


De hecho, tampoco tiene nada que ver con Bari (Italia), ciudad que nunca pisó, y que tan solo cuenta con el privilegio de albergar el santuario de sus reliquias.


Lo cierto es que se trata de un obispo cristiano de origen griego, que nació en Licia, en la actual Turquía, allá por el siglo IV.

Y su fama de repartidor de obsequios se basa en una historia según la cual existía un pobre hombre padre de tres hijas, que no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al alcanzar aquéllas la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

Así que este año no se me asusten si le ven aparecer montado en una alfombra mágica, y no en su tradicional trineo tirado por renos.




[editar]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada