viernes, 6 de diciembre de 2013

Viernes calculado

Diciembre es mes de echar números. Para sumar la nómina mensual y la extra, y para ir restando los gastos habituales, y los no tan habituales: los gastos de la cena de Navidad, los regalos para los familiares...

Para ello, nos hacemos servir de máquinas calculadoras, que nos evitan el pesado trabajo de realizar los cálculos de forma mental, y poder destinar nuestros pensamientos a temas más elevados.

Cualquiera de nosotros puede pensar que las calculadoras las inventaron el sr. Casio, el sr. IBM o el sr. Hewlett-Packard. Sin embargo, fue un gallego, Ramón Verea, quien la inventó y patentó, concretamente en 1878.

¿Creéis que recibió algún tipo de ayuda del gobierno? ¿Algún premio o distinción? ¿La patentó en Barcelona, La Coruña o Sevilla? ¿Se convirtió en millonario? ¿Dónde está expuesta su calculadora de hierros y acero de 26 kilos de peso, laVerea Direct Multiplier, en el museo de la ciencia de San Sebastián, o en el de Valladolid?

Fue hace dos siglos, pero las cosas no han cambiado excesivamente desde entonces. A Ramón, con un brillante expediente académico, le denegaron la beca que le permitía estudiar en Santiago de Compostela. Así que en 1855 emigró a Cuba, y de allí se trasladó posteriormente a Nueva York, Guatemala y Buenos Aires. Nunca volvió a su tierra, y murió indigente en Argentina.

Durante este periplo por todo el mundo, tuvo tiempo para ejercer de ingeniero, periodista, traductor, e inventor, y para dirigir durante más de 10 años un periódico en castellano en Nueva York. Su invento lo patentó en Estados Unidos, obteniendo como mayor reconocimiento una medalla de la Exposición Mundial de Inventos de Cuba. Y su calculadora, no precisamente ‘de bolsillo’, está expuesta en la sede central de IBM, en White Plains, Nueva York.

Así que, cuando cojáis este mes alguna calculadora, no dejéis de acordaros de este magnífico inventor. Es el mejor homenaje privado que le podemos hacer, ya que el público ni lo ha habido, ni se le espera.

Feliz viernes, y que las cuentas os acompañen. Y que no aparezca el signo menos en el resultado, por favor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada