viernes, 31 de enero de 2014

Viernes nuevo

Hace años veíamos, con relativa ignorancia y perplejidad, cómo los países anglosajones celebraban Halloween, y cómo había un personaje barbudo y vestido de rojo que les traía regalos a los niños por Navidad. Hoy en día, son costumbres que han arraigado plenamente en nuestra sociedad, desplazando a nuestras tradiciones. El día de acción de gracias aún no ha calado, pero démosle tiempo.

Y lo que empieza a tener los días contados es nuestra Nochevieja. Ya podemos ir despidiéndonos de las uvas, los polvorones, el cava, los langostinos y las campanadas.

Hoy se celebra el 農曆新年 (o 农历新年). Para los que aún no entendemos el chino, se trata de la celebración del nuevo año, también llamada fiesta de la primavera o nuevo año lunar. No tiene una fecha fija, ya que se corresponde con el día de la luna nueva más próxima al día equidistante entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera en el hemisferio norte. Esta noche entramos en el año 4172, que será además el año del caballo de madera. 

Para ello, deberemos disponer de un sobre rojo con dinero, que entregaremos a niños o parientes; tendremos a mano un pez ‘yu’ de la abundancia y un sapo, que colocaremos en la entrada de casa, comeremos raviolis y bailaremos la danza del león y la del dragón para ahuyentar a los malos espíritus, llenaremos la casa de naranjas, colocando 8 de ellas en un tazón grande, compraremos una planta nueva para colocarla el sector oriental de la casa y una campanilla para la esquina noroeste, tendremos la cartera llena de dinero, nos cortaremos el pelo, limpiaremos la casa, nos haremos con una figura de un caballo, que rociaremos con mostaza y canela, colocaremos los calendarios nuevos y romperemos los antiguos.

No obstante, algo no va a cambiar: durante las celebraciones, la DGT china prevé más de 3.600 millones de desplazamientos de personas que viajan para celebrar la ‘nochevieja’ o chuxi con sus familias, lo que constituye la mayor migración humana anual del planeta.

Espero que entréis con buen pie en el año del caballo de madera, y cuidado al volante este fin de semana, sobre todo si tomáis licor de arroz!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada